Robot

Robot es una gacetilla de comics y otras historias que se edita mensualmente, y completamente gratis, en la ciudad de Medellín (Colombia). Aún sale impresa en Medellín). robot es una gacetilla que se regala en la ciudad de Medellín (Colombia) y su objetivo principal es la difusión de la historieta. Su primera edición fue en el 2003 y actualmente publicaron su edici{on número 104.

En cuanto a su formato se trata de una hoja impresa (a ambos lados), su distribución es gratuita y se extiende a lo largo de la ciudad Medellín (Colombia) con un total de mil ejemplares por cada edición mensual.

En primera instancia ROBOT nació como una publicación destinada a la difusión del cómic en la ciudad de Medellín. Sin embargo, las intenciones con ROBOT han ido cambiando a medida que la publicación a crecido, pues ya no sólo se trata de difusión del cómic sino también de un intento por mostrar otra cara de la ciudad, más allá de la oficialidad o de los medios de comunicación masivos. ROBOT es un proyecto que busca demostrar que es posible crear a partir de la marginalidad, desde un sector diferente de la oficialidad, de construir una cultura alternativa –o en términos más generales una cultura underground–, desde la opinión de la gente y para la gente (que es de lo que se trata la cultura). Por razones como estas la gacetilla de ROBOT posee, como pocas publicaciones de la ciudad de Medellín, una independencia absoluta, con un espíritu siempre rebelde y, digamos también, a veces trasgresor.

 ROBOT es también una prueba fehaciente de que es posible crear opinión independiente, y que para crearla no es necesario estar condicionado a un capital significativo. En definitiva se trata de un ejemplo de cómo es posible crear y difundir una opinión diferente a la que propone una oficialidad, que este ejercicio no está condicionado por obstáculos económicos y que es una experiencia valida para demostrar que es importante que la ciudad se nutra de innumerables y disímiles voces que la critiquen, la alaben y, en definitiva, la cuenten.

Nauhalli Comics

CAMILO TRIANA Es uno de los creadores del llamado CLAN NAHUALLI, este Artista Villetano. Estudia Diseño Gráfico en la CUN, Bogotá y se gradúa en 2001, Desde 1998 ha trabajado como: Ilustrador, Caricaturista, Humorista gráfico, Dibujante de Comics, Animador 2D, Columnista y Docente para diversas empresas como:

ANDIARIOS, NESTLE de Colombia, Editorial Voluntad y Santillana,  Plastilina Creativa, Leo Burnett, Fundación Nexos Municipales, Revista Dini,  Revista Cartel Urbano,  Feria Internacional del Libro de Bogotá, entre otras.

Blanca y Pura

Fue una serie animada de idea original de Juana Uribe, es la primera telenovela animada que se ha hecho en este género televisivo en Colombia. Esta realización se hizo con la financiación de RCN TV y Tepuy Internacional. La idea principal era hacer una novela en dibujos animados para comercializar este tipo de producciones en exigentes mercados, en programación como el europeo. Esta serie tuvo buena acogida por el publico, y mientras se transmitió al aire a nivel nacional por RCN TV tuvo buen rating. Este proyecto fue desarrollado por Conexión Creativa.

Misiá Escopeta

Misiá Escopeta fue una historieta original de Adolfo Samper, publicada en el semanario Sábado en el año de 1943.

Se resume aquí la vida sentimental del personaje creado por Samper como prototipo de la “solterona”

En la escuela primaria yo tuve un novio, todavía me acuerdo de ese microbio.

 

Un galán tuve  luego, piernipeludo, me  miraba extasiado y absorto y mudo.

 

Luego un músico. El pobre no tenía plato pero me daba siempre su serenata,

 

Y después fue un cadete. ¡Lindo cadete! yo  le  llené la cara de colorete.

 

Y con otro cachaco la mar de cuco bailábamos pasillo, valse y bambuco.

 

Pues tuve muchos novios. Hasta un viejito me seguía a todas partes como un perrito.

 

Y aún con  esta cabeza  toda  teñido  espero al que me quiera toda la vida.

 

 

Iniciativas más recientes (1979-2009)

A finales de los años 1970 llegaría la tendencia del género underground gracias a publicaciones como Click! o Mala Compañía de los hermanos Campo, ambas revistas radicadas en la Ciudad de Cali. Esta nueva tendencia cambió el tono nacionalista histórico por trabajos de protesta urbana y ciencia ficción. Además, por primera vez se dan los primeros intentos por darle al medio nacional material teórico asociado al arte secuencial.

En los años ochenta se dieron varias iniciativas de publicación que impulsaron la creatividad de los autores colombianos. Primero a cargo de los periódicos de circulación nacional y regional y, sobre todo en los noventa, las publicaciones privadas.

Historieta en Colombia

La historieta o cómic colombiano, popularmente conocida como caricaturas, monos o monachos, carece de una tradición continuada a lo largo del tiempo, de tal manera que su desarrollo ha sido intermitente, además de tardío. Daniel Rabanal justifica la precariedad de la historieta colombiana por:

  • La inexistencia de un público potencial para las mismas, debido al tardío desarrollo de una cultura urbana, que vino a coincidir en el tiempo con la extensión de la TV.
  • La falta de apoyo institucional.
  • El menor coste del material importado

Historia

En sus inicios consistió básicamente en una imitación del cómic estadounidense y mexicano que sirvió para familiarizar al público en esta peculiar forma de comunicación. Aunque lenta e intermitentemente, sólo empezó a desarrollarse a partir de los años 1960 con trabajos como los de Ernesto Franco, Carlos Garzón o Jorge Peña entre otros y posteriormente se le sumarían diversos dibujantes en las siguientes décadas. Pese a ello, la historieta colombiana ha sido relegada a la sombra en beneficio de la literatura y del humor gráfico (sobre todo de tipo político). La idea de que el cómic no es otra cosa que un escalón hacia la “literatura seria” ha hecho que se hayan perdido muchos años y talento. Además, como en muchas partes del mundo, una buena parte de los aficionados y creadores del momento se han entregado al estilo manga sin que su trabajo logre trascender la simple imitación. Actualmente, los creadores colombianos siguen luchando por encontrar una voz que los identifique entre las corrientes foráneas que los rodean.

Kamikaze Comix

En el 2001 KAMIKAZE COMIX comenzó en la ciudad de Medellín  como un grupo de investigación y creación de historietas cuyas actividades consistieron en la publicación de fanzines y exposiciones en centros culturales. Todo ello con la intención de mostrar el noveno arte como un medio de comunicación alternativo y una forma de expresión artística que va más allá de la idea común que encierra a la historieta. De ese grupo sólo sobrevivieron dos integrantes y son actualmente,  los responsables de las publicaciones existentes.

Son un grupo de dibujantes creativos que como escriben en una de sus redes sociales de difusión: “a pesar de todo, no soportan la idea de dejar de ver la vida en viñetas”. En la actualidad tienen un blog donde publican sus trabajos, sus personajes y series. La dirección es http://kamikazecomix.blogspot.com.

CREADORES:

NICOLÁS TORRES (A.K.A nitövic) Comunicador  y dibujante de cómics.

 

 
NICOLÁS TEJADA SÁNCHEZ Publicista, Diseñador Gráfico,
 
 
 
 
 
 
HISTORIETAS:
 
 
 
 

Revista Chanchito

Publicación que surge como el sueño de un ingeniero jubilado, con un profundo amor y respeto por los niños, que supo combinar el arte de los números con el de las letras. Hijo de Miguel Antonio Caro, se crió en un ambiente culto en el que la literatura y en especial la poesía eran pan de cada día. Cuentan que en la mesa del comedor del señor Caro, en las tertulias después de la cena, se discutía en soneto. Era un ambiente de exquisitez literaria.

Chanchito se convierte en un personaje casi real, muy querido por los niños y quien les reúne cuentos, novelas por entrega, poemas, juegos, tiras cómicas, recetas de cocina, noticias, en fin un imaginario universal que permitió a los niños lectores ponerse en contacto con la cultura más elaborada y el lenguaje literario de su tiempo.

Chanchito es una revista con un gran valor histórico para la literatura infantil colombiana. Fue un proyecto cultural concebido con una percepción muy cercana al espíritu infantil, con una conciencia muy clara de las capacidades creativas del niño, y además con un gusto y un conocimiento de la literatura clásica y de su época, que le permitió hacer una exquisita selección de obras literarias y lúdicas entregadas a los pequeños lectores a través de los números editados durante dos años.

El propósito y la estructura de la revista están expuestos en el editorial del primer número, publicado el 6 de julio de 1933. Es indudable que la revista tuvo muy buena acogida entre los lectores, no sólo entre los niños sino también entre los lectores adultos, y que mereció además diversos artículos en los periódicos de mayor circulación de entonces: El Tiempo y El Espectador.

Tres historias para la creación

Ficha bibliográfica
Titulo: Tres historias para la creación
Autor:
Gómez Claros Rodrigo
Edición original: Rochester Institute of Technology, Rochester – New York, USA. 2002

Ficha Técnica
Título de la publicación: (Inglés y Español):“Three Stories Toward Creation Thesis Report” Reporte de Tesis “Tres Historias para la Creación”

Autor o autores: Rodrigo Gómez Claros

Tipo de estudio: Tesis Reporte escrito sobre el corto animado “Tres Historias para la Creación

Año de publicación: 2002

Beneficiario Colfuturo Promoción1999

Publicado en: Rochester Institute of Technology, Rochester – New York, USA

Idioma: Inglés

Palabras clave (español, inglés): Animación por computador, Corto animado. Reporte escrito, Desde la creación indígena, el conquistador derrotado. Interpretación personal. 3D. Programas .Alias- Maya.

Dirección de correo electrónico: claros98@yahoo.com

Distinciones (si las obtuvo): Premio “Chair School of Film and Animation” Mejor pelicula “Honors Show” Rochester Institute of Technology. – 2002 Medalla de Bronze en el Kalamazoo Animation Festival, 2002. Michigan, USA. – Semifinalista en el Angelus Awards 2002, California, USA.

Título obtenido: Master of Fine Arts in Imaging Arts and Sciences – Computer Animation

RESUMEN

Desde la fantasía y la magia de la creación indígena hasta la derrota del conquistador como resultado de la ambición y la destrucción, son algunos de los elementos que se combinan para ofrecer un nuevo comienzo a lo que hoy se llama Cultura Latinoamericana. Con el juego de formas, colores y sonido se produce un pieza en la que se busca el regreso a una identidad propia.

Principales objetivos:

- Presentar tres escenarios de la civilización latinoamericana a través del uso de símbolos precolombinos, elementos históricos, el formato de cuento y la animación como medio de crítica política y social en contra de la discriminación cultural en Norte América.
- Entender el concepto de cultura como un evento cíclico de tesis, antitesis y síntesis.
- Crear una interpretación personal sobre lo que es la cultura en Latino América.

Comentario Técnico:

Tres historias para la creación es una producción bi y tridimensional que utiliza los programas de animación Maya y After effects como fuente principal para generar imágenes en continua transformación explorando el uso de máscaras de vectores y cámaras múltiples en el mismo cuadro. También explora el juego con el área de encuadre como un elemento variable que forma parte de la historia.

Programas utilizados:

- Alias Wavefront Maya 3.0
- Sensable Technologies Freeform 4.0
- Adobe Photoshop 6.0
- Adobe After effects 5.0
- Final Cut Pro 2.0
- Sound Edit 16 2.0
- Adobe Ilustrator 10.0
- Fractal Painter 6.0

Copetín

En la imaginación de las personas, los gamines son unos seres sucios, peligrosos, agresivos, que inspiran mucho miedo, andan en gallada y viven en la calle. Pero existe uno que es tierno, travieso, pecoso, simpático y de muy buen humor: su nombre es Copetín, la tira cómica más importante de Colombia. Su creador, Ernesto Franco, habló para el Museo Virtual de la Historieta Colombiana en la Universidad Nacional de Colombia y cuenta un poco de su vida y del niño de la calle que no sólo le robo el corazón a él sino a mucho niños que hoy siendo adultos se ríen cuando recuerdan alguna frase de Copetín, como “con cheque no señor”.  
 

Copetín publicado en Súper Historietas,
durante los años sesenta.    Carla: ¿Cómo nació Copetín?
Ernesto: Es una idea que tenía yo desde el colegio, hacer tiras cómicas, pero es un negocio que no produce nada económicamente. Una vez que tenía un restaurante en la calle 17, iba un muchachito ahí, de esos gamincitos que no se volvieron a ver nunca, iba a pedir plata y comida, y era por el estilo de Copetín, un niño gordito, monito, me inspiró para hacer la historieta, y se la ofrecí al periódico “El Espectador” y no me pusieron atención, entonces se la llevé a “El Tiempo”, allá gustó mucho y ahí mismo la publicaron, les encantó la idea.

C: ¿Cómo y en dónde vive Copetín?
E: Donde lo coja la noche, en el centro de la ciudad, en San Diego, se bañaba en la pileta de La Rebeca.    
 

Ernesto Franco dibujando un Copetín
para el Museo   C: ¿De dónde se nutría o se inspiraba para contar todas esas historias? Porque después de tanto tiempo, la imaginación se puede agotar…
E: Pues los amigos me colaboraban contándome ideas, o de lo que yo leía, o lo que escuchaba en la calle de apuntes de los gamincitos, eso es cuestión de apelar a todos los recursos, lo que se escarbaba por ahí. Además yo llevaba al periódico como para un mes o dos meses, para estar un poco tranquilo.

C: ¿Cuánto tiempo duró Copetín?
E: Copetín duró publicándose en El Tiempo casi 30 años, aparte de otras publicaciones en El Espectador (año y medio) y en la revista Vea (3 años).   
 

Los maestros Carlos Riaño, Carlos Delgado y Ernesto Franco acompañados por Carlos Arroyo y la entrevistadora Carla Ricci   C: ¿Aparte de Copetín, creó otros personajes que tuvieran también importancia?
E: Los compañeros de él, como Caracaucho, Querubina -que era la novia-, Bombardina -otra novia- y los Cala y Vera.

C: ¿Cuántos conformaban la pandilla de Copetín?
E: Cinco principales, que eran Copetín, Miss Universo, Querubina, Caracaucho y Bombardina, pero también había una cantidad de extras, por ejemplo, Pepeguama, Pesadilla, etc.

C: ¿Copetín se ha publicado en otra parte?
E: No, siempre en Colombia, nunca en el exterior, aunque cuando estaba en los Estados Unidos lo sacaron en dos periódicos como reseña y una vez en la televisión, pero yo no tengo nada de esos recortes de periódico. seguir leyendo